Resumen de atracciones [Port Aventura 24-28.8.09]



 

Gritos a pleno pulmón.

 

La principal, es del Furius Baco, atracción relativamente nueva (verano 2007), que te arranca de 0 a 135 kms/h en poco más de 3 segundos, su salida es espectacular y el resto del trayecto mantiene dicha velocidad, haciéndote coger los tirabuzones de manera brutal y tomando las curvas cual cohete desbocado a punto de descarrillar. Carece de loopings y de un recorrido más retorcido o variado.

 

Los asientos resultan incómodos para la mayoría de las personas, dado que ofrecen una holgura en los hombros que hace que se te mueva el tronco más de lo deseado, sobre todo en los cambios de ángulo. Los agarraderos manuales, estarían mejor con un ángulo de 45º con respecto a a la sujeción de la cintura, sería más cómodo para las muñecas. El argumento e historia de la atracción es bastante absurdo y complejo, pero no es algo que influya en su desarrollo ni disfrute asi que da igual.

 

Es con diferencia, la atracción que más colas genera, por la combinación de su demanda de pasajeros y la lentitud del cambio de los mismos en cada tanda. Su captación de video, no está siempre operativa, y desde que lo inauguraron, ha estado algunas veces con problemas técnicos que imposibilitaban su visita.

 

Es sin duda la mejor de todas, la que más nos sobrecogió y gustó. Es la más rápida de Europa, y eso se nota. De obligada asistencia en caso de acudir al parque. Si no te subes, que sea por que estás embarazada o con medio cuerpo escayolado, porque de no ser así... no seas tonta y monta.

 

El estandarte y sello del parque, la atracción más conocida y famosa del mismo.

 

Gana muchos clientes debido a sus varios loops y tirabuzones, a sus cambios de ángulo cada pocos metros, a su velocidad, y a su largo recorrido y duración.

 

De lo más fuerte, la bajada inicial, punto alto desde el que desciendes a toda caña de manera empinada. Tiene varios vagones que rotan cada poco, y muchos pasajeros en cada tanda. De las mayores pegas que saco es la distancia entre asientos, que los brazos de los que se suben, rozan o incluso chocan, y eso molesta. Además no resulta cómodo a la hora de levantarlos, para los que no son de ir agarrados a las barras.

 

Promete, y cumple sus espectativas, de hecho, suele decepcionar pero porque la gente le da mucho bombo y platillo con eso de que es la más conocida, y se esperan una atracción de la hostia, convirtiéndose en unos pasajeros más exigentes de lo que deberían, y claro la atracción a veces no supera ese listón. También es de obligada asistencia en el parque, es seguramente la segunda rusa más fuerte del parque.

 

Grand Canyon Rapids. Los donuts para refrescarse.

 

Atracción que ha estado desde sus inicios. Los famosos "rápidos". Apenas tiene emoción, es más rollo paseo con chorros de agua, y choques con las paredes por los vaivenes de la corriente-marea artificial que nos arrastra, pero mola. Además, conviene de vez en cuando pasarse por las de agua para darse un bajón de temperatura y evitar chungos bajo el sol. Está bien para ir abriendo boca y no empezar por lo más fuerte, en un primer contacto con el parque.

 

De los peores momentos de mi vida, jajaja...

 

Esta atracción, es de las más peculiares para mí. Resulta que lo que es en sí, la caida libre, es la de menos duración en comparación con las demás atracciones su proceso es rápido y muy breve.

 

A mí lo que realmente me hace pasarlo mal es el ascenso, esa impotencia de estar colgado (casi de pie en vez de sentado, para mayor locura) y el hecho de que cuando pareces estar en su punto más alto, aun queda mucho por subir y subir... sin parar, y eso que asciende bastante rápido la verdad.

 

El truco para estar seguro de cuando llegas, es que tienes que ver las cámaras, tanto la de control como la de la foto, si no las tienes a la vista es que aun queda por subir. Una levitación que resulta eterna y unas vistas, sin nada a tu alrededor... que te imaginas lo que es ser Ironman o Superman.

 

El extremo de la polea se ancla con los asientos, empiezas a dejar de ver suelo (el cuello no te da margen ni ángulo) y comienzas a ver personas mutando a hormigas y a coches o edificios que parecen sacados de playmobil. Escuchas la desesperación de tus compañeros de suicidio, tu corazón te presiona el pecho, la respiración no es la misma que cuando ansiabas en la cola, tus manos no te sujetan a la barra todo lo que querrías, tus pies notan la brisa de la ausencia de un sólido sobre el que apoyarse, crees llegar a las nubes y apenas puedes ver lo lejano a la atracción... por fin llegas a un punto en el que baja el ritmo y te das cuenta de que dos cámaras se muestran ante ti, en el momento en el que tienes los huevos de corbata y no encuentras palabras para describir dicha escena.

 

Apenas una décima de segundo después de sentir un flash en tu retina, tu cuerpo empieza a desprenderse adherido a los semi-asientos que te colgaban hasta el momento, la garganta no te da para gritar lo suficiente y tus pies están cada vez más cerca de tocar lo último que pisaron. Una bajada estupenda, mil veces más light que la subida y la incertidumbre impotente hasta el punto máximo. Una frenada realmente disimulada y que apura hasta el último momento y de manera suave para evitar que te hagas cromo y puedas contar todo esto.

 

Las famosas "canoas". ¿Por qué a las de agua no les ponen el nombre/logo en la foto?

 

Silver River Flume, otra de las conocidas, la mejor de las acuáticas por mucho que el Tutuki tenga más nombre y fama. Tiene un recorrido mucho mayor, es más dinámico, hay más caidas, la grande de ellas quizá mas impactante que el Tutuki Splash por ser una barca más pequeña y tener más bajada aunque levante menos agua. Colas más breves por rotar "canoas" cada poco. Se cruza en varios momentos con tramos de otra coaster de madera.

 

Una gozada no agarrarse, e ir empapándose de las salpicaduras de H20. Recomendada. Soportable para cualquiera.

 

En la que más nos montamos.

 

La foto corresponde a la primera de las 3 veces en las que montamos. De hecho, fue la única en la que repetimos. Por gustarnos mucho? No, más bien por el hecho de que apenas tenía cola en sus repetidas veces, y no estaba nada mal, quizá fue la 3º que más nos gustó, después de Khan y Baco. Y es otra que tiene el sistema de video, el cual linko al final.

 

La pega que le saco, es que los asientos están mal acolchados, y en los cambios de dirección bruscos o fuertes curvas, resulta molesto para la cadera de cualquiera, en los laterales estaba muy duro el tope. Tanto si dejas holgura como si vas ajustado.

 

La pega de ir solo agarrado por la cintura implica que no sea una atracción que te de la vuelta ni haga inclinaciones agresivas. Pero a pesar de ello, disfrutas mucho, está realmente bien, coge bastante caña y el sonido provocado del clac-clac le da su toque en el viajecito.

 

Evidentemente, estuvimos montados en otras, prácticamente en todas las no infantiles, pero no tengo más imágenes de este tipo.

 

Video OnRide del Stampida

Entrada del primer día [26.8.09]

Entrada del segundo día [27.8.09]

Lista de Reproducción de Todos los Videos

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter