Parque Port Aventura [Tarragona 27.8.09]



 

Segundo día del parque de atracciones. Restantes atracciones pendientes, espectáculos, compring en tiendas, paseos...

 

Segun entramos vamos directamente al Furius Baco. Es acojonante, de hecho fue la atracción que más nos sorprendió y gustó. El Dragon Khan no estuvo nada mal, fue todo una gozada, pero ni comparar a la velocidad y aceleración del Baco. (Se pone a 135 kms/h en 3.5 segs).

 

Tiene un recorrido bastante majo, de hecho, se va fuera de los límites del parque por un lado, y se adentra en el lago por el otro. Está muy bien situado dado que hay un tramo, el del tirabuzón final, que lo ves a escasos metros de distancia del camino a pie. Su cola es siempre la más larga pero merece la pena sin duda.

 

Después fuimos a refrescarnos a otra de las atracciones pendientes, el Silver River Flume, o como Nai las llama, "las canoas".

 

Después de comer unos bocatas en el Far West fuimos a echar unas partidas a las casetas de habilidad. En esta, tenías que tirar unas monedas/fichas y que se quedaran en los círculos de colores. La mayoría de premios eran peluches de Padre de Familia, el que mejor estaba hecho era el de Brian, que era al que aspirábamos. Luego otro bueno era el ajedrez de los Simpson.

 

Volvimos al Stampida por 2º vez ya que apenas tenía cola y nos gustó cuando nos estrenamos.

 

Después, acudimos al espectáculo visual del Templo del Fuego, en el que te sorprendían con llamaradas, sustos, explosiones, escapes de aire, el techo y el agua que nos rodeaba en llamas, una mujer exploradora que escapaba con el tesoro, un suelo que se quiebra, unos muertos que se levantan,...

 

Con la digestión hecha, llegaba el turno de la última de las fuertes por probar, el Hurakan Condor, atracciones conocidas como las de "caida libre". Son 100 metros de altura. Misma altura que el de La Venganza de Enigma de la Warner de Madrid, solo que éste, el HC, te dejaba colgado prácticamente de pie en vez de sentado, y su frenada es mucho mejor, sin terminar tampoco en un "rebote" para bajar nuevamente. El tiempo de caida sin freno es más largo y la permanencia en lo más alto es menor. A mi la caida apenas me afecta, lo que de verdad me hace respirar distinto, es mientras subo, esa elevación interminable hasta llegar al punto máximo, en el que justo antes de soltarte te flashean para la foto.

 

El segurata de la tienda de China.

 

Dejamos de nuevo el Oriente para volver a Polynesia.

 

Frente a la entrada del Sea Odissey.

 

Se pilla la gracia, no?

 

La zona de recreativos del Far West, de la misma cadena de salas que los centros comerciales conocidos.

 

Con PIU NX y todo.

 

Valentinai Rossi.

 

Bueno y ahora hacia dónde?

 

Y ya la 3º vez en el Stampida (la única que repetimos).

 

Un último paseo por la noche antes de irnos...

 

Robándole un par de caladas de la pipa...

 

Y después de todo el trajín y desgaste de colas de espera, paseos y vueltas bajo el sol, y liberación de adrenalina... al apartamento a cenar y preparar la maleta para el viaje de vuelta, que mañana Viernes toca ponerse en carretera para regresar a casa. Madre mía que reventada de día, acabé con un sueño...

 

Galería de Fotos OnLine

Videos

Montaje de las Fotos

Furius Baco (Mediterránea)

Hurakan Condor (México)

Recreativos (Far West)

Esquivando chorros de la fuente (China)

Despedida y comentarios

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar