Como agua de Mayo

Centrado en mis planes.


 

Algo obvio a la par que inevitable, ha sido la disminución de actividad en la web, así como también se han visto afectadas las galerías, tanto en cantidad de las mismas (eventos) como en la cantidad de imágenes en cada una de ellas.

 

Y es algo que veía venir desde hace tiempo, y es normal dado que mi rutina y agenda no son las mismas de ayer ni serán las mismas que en el mañana.

 

Tranquilos, la web no muere ni desaparece, no es la misiva que os vengo a relatar. Tan sólo hago mención pública de algo ya captado por muchos, y es que quieras o no, antes tenía más cosas que contar simplemente porque vivía más cosas diversas, diferentes, viajaba más y acudía a más eventos musicales o culturales, lo cual nos lleva al punto clave de la cuestión, que es el haber caido en la rutina. Esa endemoniada asiduidad que me atrapa y ata con grilletes a las horas, siempre de la misma manera e impidiéndome margen de movimiento, yo mismo me he ido construyendo unas paredes entorno a mi espacio vital, dejándome una pequeña parcela de libertad.

 

Entre semana, inmerso y dedicado en un puesto de trabajo que me dará los frutos de tal inversión de esfuerzo y tiempo a largo plazo tras hacer uso de mi abundante paciencia y perseverancia, una pareja en la que volcar y concentrar todas mis reflexiones necesitadas de ser contadas, unos fines de semana de evasión y relax a la par que de ahorro, unas noches cargadas de ordenador, unas mañanas aliñadas con café y preparación de las Valira, unas madrugadas de series/pelis, unos desplazamientos en coche con mi música bien alta,...

 

Se me pasa el año volando, no sé a vosotros pero a mi sí, sinceramente. Los 7 días con los que contamos en cada línea del calendario se esfuman pasando inadvertidos mientras pasamos las páginas del mismo.

 

Mueren líderes internacionales, Murcia tiembla, hay elecciones, comienzan los días calurosos aun sin ser soleados, cumpleaños varios, actuación de hipnósis en teatro, el servidor que se apaga, el pc principal con la gráfica dañada, noches en las que apenas duermo y días en los que no paro de soñar.

 

Ya soy autónomo, desde hará un par de meses. A la espera de que salga el dichoso Samsung Galaxy S2. Ya reservé el crucero griego para Agosto-Septiembre. Cada día estoy más enamorado de mi pareja. Cada vez como menos entre semana. El trabajo no me está yendo mal. Ya soy de los que usan cepillo eléctrico, y no pienso volver al manual. Me encanta venir aquí y ponerme a escribir lo que me de la gana y salga segun la marcha sin pensar, como si de un mega-estado de red social se tratara.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar