Marilyn Manson en el BEC





Baracaldo, 23 de Noviembre de 2007, parking del BEC, llego pronto, a una hora en la que apenas había entrado gente y los teloneros Turbonegro aun no habían comenzado con sus temas. Tras una llamada con Noe me reuno con ella y los suyos, en la entrada principal del complejo.

Tras reunirme con ellos, vamos a hacer algo de tiempo en Baracaldo, en una taberna cercana, justo enfrente de la entrada principal. Tomamos algo, mientras comentamos cosas del directo y sacamos temas ajenos entre risas. Mención especial al ron del Dia que se cogieron, juas juas.

 

 

Cuando Pitxu, colega de Noe, habló con un colega suyo por el móvil, diciéndole que los teloneros Turbonegro ya habían empezado, decidimos movernos e ir yendo hacia dentro, para entrar en calor recuperando la temperatura normal del cuerpo mientras nos adentrábamos entre una multitud que esperaba ansiosa el momento de salida del Reverendo.

 

 

Por fín lo esperado se hizo llegar, tras habernos tenido esperando de 22:30 a 22:30, con unas pruebas de sonido, amagos de entrada, preparación de lona que dejar caer, un repetitivo "chi-chi-wan-chi" para ecualizar micro y con unos fans muriéndose de calor humano mientras metían hombro para intentar ponerse un poco más adelante todavía.

 

 

En cada canción, llevaba algo de indumentaria distinto, y a veces incluso se añadía algo al escenario. En el primer tema, el micro estaba adornado con un cuchillo, dándole un toque más agresivo para algunas personas.

 

 

En esta ocasión, el estilo de maquillaje que nos gastaba era sencillo, destacando la banda horizontal "fucksia" cual antifáz.

Para la canción de Fight Song, se representó un cuadrilatero, se vistió estilo Rocky con guantes y todo, y se puso a encajar golpes y ganchos verbalmente.

 

 

Noe y yo, decidimos acercarnos más aun y no quedarnos donde estábamos con el resto. Y fuimos poco a poco haciendo la mítica de "echarle cara y poco a poco avanzas". Pues cuando llegó una de las primeras canciones, concretamente la de Irresponsible hate anthem, el avance que conseguimos fue descarado, gracias a la gente que se movía agitada por el enérgico tema.

Así con la tontería, entre un tema y otro, acabamos en la 3º o 4º fila, que ya nos parecía suficiente y nos saciaba nuestra intención de estar a escasos metros y vivirlo mucho más de cerca.

Entre el escenario y la gente, apenas había tramo, por lo que no nos quedaba apenas lejos el artista. Para que os hagáis una idea, la siguiente foto es sin zoom.

 

 

Por casualidad, Noe, fue la afortunada de coger lo único creo yo que Manson arrojó, y se trataba de unas gafas con la montura de corazones, parece ser que había muchas en el evento, alguien las vendería o repartiría, pero las que se sacó Manson de no sé donde, tuvo puestas, y lanzó al público, las tiene Noe en su casita, jeje.

Bueno, he de hacer una corrección. No es lo único que arrojó. Por lo visto, si eras uno de los "afortunados" de estar en la primerísima fila, podías tener la suerte de llevarte uno de los muchos escupitajos que el artista lanzó sin cuidado, como es habitual en él vaya. Por eso, casi mejor mi 3º fila asegurado, que la 1º con posibilidad de souvenir en forma de lapo satánico en la cámara o en el ojo.

 

 

El momento confeti fue muy guapo. Era esperado por ser algo conocido, pero igualmente sorprendía. Con el sudor era inevitable que se te pegara a la cara, te los quitabas y se te volvían a pegar los siguientes que caían.

Con el tema con el que casi se nos rompe, fue el de I don´t like the drugs, but the drugs like me. Parecía que le iba a dar un chungo, y es que no me extraña, estaba terminando el directo, y llevaba a cuestas el desgaste de los otros dos directos de España, en Madrid y Barcelona las vísperas, y quieras que no, su estilo supone un agotamiento, por muchos directos que se hayan dado y se tenga experiencia y aguante aprendido.

 

 

La escena con la que abro del artículo, es de cuando hizo uso de la plataforma elevadora, y se subió a lo alto a cantar.

 

 

Y ya para ir cerrando, que mejor manera que todo un clásico, que nunca puede faltar en todo directo de este cantante. El temazo Antichrist Superstar, que lleva más de 10 años levantando brazos y haciendo ver lo poco ignífugo que puede ser un best seller de ficción, también conocido como la Biblia.

 

 

Duró 90 mins, como es frecuente en él, de 22:30 a 00.00. Tras estar un poco en el recinto después de terminar, salimos para fuera. Acerqué a Noe, Pote, Pitxu y Alazne hasta Leioa, y de ahí, para mi casa, que mañana tocaba medio-madrugar.

 

Galería de Fotos

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar